ActualidadNoticias

Comerciantes dicen que el sacrificio de hoy les garantiza un mejor futuro

Lo que hoy representa un sacrificio, dentro de poco significará bienestar y calidad de vida. Así lo considera Damián Solórzano, quien tiene su negocio en el sector donde se realizan los trabajos de regeneración del centro histórico de Portoviejo.

A pesar de los inconvenientes y del bajón que ha tenido su negocio, mira con optimismo esta obra que devolverá la vida al centro de la ciudad.

Este ciudadano está convencido de que todo le irá mejor cuando los trabajos terminen y que su sacrificio y el de otros comerciantes quedará superado dentro de muy poco tiempo.

John Macías, tiene un taller de bicicletas que por ahora luce vacío, pero espera con mucha expectativa finalice la obra para que se reactive su negocio, más aún con el espacio que tendrá este punto de la ciudad para el uso de bicicletas.

Así avanzan los trabajos de la regeneración urbana de las 11 manzanas, que  actualmente ya se realizan en calle Rocafuerte, en el tramo comprendido entre la avenida Guayaquil y Quiroga.

La calzada contará con siete metros de ancho y se mantendrá el doble sentido, indicó Jean Paul Demera, administrador del contrato, quien también manifestó que se va a construir un ducto cajón para encausar las aguas lluvias y contrarrestar el problema de inundación en la temporada lluviosa.

Demera informó que está por iniciarse la tercera fase del proyecto, que consiste en los trabajos en los alrededores de la iglesia La Merced, que contempla las calles Chile y Quiroga hasta el parque Las Vegas.

Mostrar más
Close